Desde Lituania recuerdan al Torreón

Diego Oyarzún se hizo presente en todos los partidos de ese torneo
Cuando finalizó el partido entre La Serena con Valdivia, los jugadores se mantuvieron expectantes a lo que acontecía en la cancha de Iberia a través de un celular, minutos después se hizo sentir la algarabía tras saber el resultado final. Los comentaristas del CDF comenzaron a leer los saludos para felicitar al club, uno de aquellos fue un de ex jugador del equipo que actualmente hace patria en el fútbol de Lituania y que no olvida su paso en el club del río Calle-Calle. ¿Lo recuerdan? Es Diego Oyarzún.
Jugador formado en Universidad Católica que no olvida su paso por el club de la capital de la región de Los Ríos.



Diego Oyarzún actualmente milita el Zalgiris Vilnius del fútbol lituano, está ligado a Deportes Valdivia porque jugó para el torreón en el torneo de transición 2013 y fue dirigido por Ricardo Lunari. Se consolidó en la zaga albirroja y se destacó por haber disputado todos los compromisos como titular (22 partidos). 

Hace algunas semanas Valdivia se salvó del descenso ante Deportes La Serena y se mantuvo en la categoría, supimos que desde Lituania seguiste el partido del Torreón 

Si claro, le tengo un cariño enorme al club, a la ciudad y a la gente de esa zona por todo lo que viví, no estuve mucho tiempo pero ese paso me marcó muchísimo en todo aspecto. Así que estuve muy atento a esa definición y obviamente muy contento por la permanencia del club. 

¿Cómo fueron tus inicios en el fútbol?

Mis inicios en el fútbol fueron en Rosario, Argentina. Mi padre fue preparador físico de Newell´s Old Boys por lo que vivimos allá 3 años. A los 7 años comencé a jugar ahí en las escuelas de ese gran club y fue donde adquirí la pasión y el amor por este hermoso deporte.

¿Cómo se dio tu llegada a Deportes Valdivia?

Mi llegada al Torreón se dio justo después de firmar mi primer contrato profesional con la Universidad Católica. Me querían mandar a préstamo y justo llegó Ricardo Lunari a dirigir a Valdivia. Como ex jugador de Católica, Ricardo sabe mucho del mundo cruzado y de todos los juveniles y cuando supo que yo estaba buscando equipo, se puso en contacto con la gente del club para pedir mi préstamo.

Oyarzún posando con la camiseta del Torreón
Fuiste parte del equipo que empezó en la Segunda División Profesional y como ha sido la tónica del club, comienzan los torneos con equipos muy jóvenes ¿Cómo fue esa experiencia en Deportes Valdivia?

Fue muy enriquecedora para mi. Fue mi primer torneo profesional, tenía 20 años recién cumplidos y fui con todas las ganas de jugar, ayudar al equipo y obviamente demostrar que la gente de la UC que podía estar ahí. En cuanto a la ciudad, fue maravilloso. Me considero un tipo mas de invierno que de verano, por lo que tanta lluvia en Valdivia me encantó, aparte de ser una de las ciudad más lindas que he conocido. Fue realmente un crecimiento constante. Darse cuenta que todo lo que uno tiene en Católica es solo una burbuja. Todas las cosas que viví en esos cortos meses me hizo madurar muchísimo y muy rápido, tanto en lo deportivo como en lo personal.
Lo mas valioso para un club son sus jugadores, así que esa ideología de darle mucho espacio a los jugadores jóvenes es importantísimo para el desarrollo deportivo del club. Eramos un equipo muy joven, pero con unas ganas tremendas de trabajar y tener éxito.

Te consolidaste en la defensa del torreón siendo uno de los titulares indiscutidos y jugaste todos los minutos del campeonato para Valdivia.

Sí, jugué absolutamente todos los minutos, fue fundamental en relación a la confianza que adquirí para lograr todo lo que vino después. Ricardo confió en mi, me enseñó muchísimo  en un estilo de juego protagonista, tratando siempre de proponer aun cuando los recursos del plantel eran bajos, con una línea de 3 en el fondo que muchas veces te hacia quedar mano a mano. Esa idea de siempre ir y buscar lo que crees sin importar nada más desde un principio, hizo que me sintiera muy identificado con su estilo por lo que obviamente la adaptación fue mucho mas fácil. Recuerdo perfecto que ese torneo deberíamos haber quedado mucho más arriba en la tabla general por la manera en que jugamos ese torneo. Quizás nuestra juventud nos jugo un poco en contra.
Once inicial 2013: De pié Duque; Acuña, Wiemberg, Oyarzún, Orellana.
Abajo: Herrera, Contreras, Leal, González, Hernández y Carrasco.
Créditos: Aguantecallecalle




Después del torreón volviste a Universidad Católica inclusive fuiste capitán en el cuadro cruzado.

Si, Martín Lasarte me hizo debutar en Copa Chile donde marque mi primer gol en el primer partido de titular que jugué en Católica contra Barnechea. Ese fue un semestre maravilloso para mi, jugué toda la copa chile hasta que O'higgins nos eliminó. Estuve en todas las citaciones para la Copa Sudamericana incluso fui banca en Paraguay en el partido contra Cerro Porteño, luego debuté en el torneo jugando el partido de ida de la liguilla contra Iquique. Lasarte se fue al terminar ese año, los próximos 6 meses no fueron buenos. Asumió Rodrigo Astudillo como técnico interino en donde todos los jóvenes pensamos que íbamos a tener muchas opciones, cosa que no fue así. Al terminar ese torneo que fue muy malo y comenzar la nueva Copa Chile, Astudillo formó un equipo muy joven para jugar la primera fase, fue ahí donde me nombra capitán. Una de las cosas más lindas que he vivido en el fútbol.

Luego jugaste en San Marcos de Arica, Unión la Calera y Palestino donde ya hiciste carrera antes de llegar al fútbol de Lituania ¿Cómo se gestó tu llegada a un medio muy poco conocido en nuestro país?

La gente de Lituania me venía siguiendo hace más de un año, desde antes que firmara en Palestino. Se dio a través de un agente alemán que tiene vínculos con Chile y trabaja con Zalgiris. Apenas se dio la posibilidad la tomé. Mi idea como siempre es jugar, seguir creciendo y obviamente ya estando allá es mas fácil abrir nuevas puertas y nuevos mercados para el futuro.

Con el FK Zalgiris aspiran a ganar liga y copa la próxima temporada
¿Te has adaptado a Lituania, tanto por su idioma y cultura?

Si, tengo la suerte de hablar inglés por lo que la adaptación fue mucho mas fácil, al ser un país con idioma único, todo el mundo allá habla inglés, incluso el entrenador que siendo Lituano hablaba más en ingles. Hay mucho extranjero en el equipo también así que eso ayuda mucho.
Desde el primer día que llegué me pareció un país muy parecido a Valdivia: muchos bosques, ríos y lagos, muchísima lluvia también, por lo que me encanta.
He jugado bastante, así que estos primeros meses allá fueron muy buenos para mí.

FK Zalgiris es uno de los clubes de Lituania de mayor tradición y títulos pero este año no pudo reeditar logros y alcanzó el segundo lugar en liga y copa ¿Cuáles son tus mayores anhelos con los Žaliai Balti ?

Lamentablemente el equipo tuvo un bajón anímico muy grande después de quedar fuera de la Pre-Champions League teniendo una ventaja muy buena. Esto provocó que perdiéramos muchos puntos en la liga y en donde también perdimos la final de la copa.
Al ser el equipo mas grande del país, hay muchas exigencias así que esperamos la próxima temporada estar al nivel de las expectativas y ganarlo todo, como viene siendo la tendencia. También hacer un buen papel en las fases previa de la Europa League.

¿Cuáles son los próximos pasos de Diego Oyarzún en el balompié?
Tengo contrato vigente con Zalgiris así que espero poder salir campeón la próxima temporada.

No hay comentarios