El Torreón fue ovacionado por el público pese a la derrota

La temporada 2018 de Deportes Valdivia ha llegado a su fin luego de caer en el partido de vuelta por la primera fase de la liguilla de ascenso ante Santiago Wanderers en condición de local por un marcador 4-0. Pese al abrupto resultado, la hinchada hizo sentir el agradecimiento a cada uno de los jugadores y cuerpo técnico que conformaron el actual plantel.
Con un total de 3700 personas, entre ellos 400 hinchas del elenco caturro, el Torreón tenía la misión de salir a buscar un resultado positivo, los marcadores por 1 de diferencia los llevaban a penales, en tanto una diferencia de 2 tantos los clasificaba a la siguiente fase. Pero no fue así.

Los dirigidos por Jorge Aravena venían con la baja de Víctor González tras acumulación de tarjetas amarillas y en su reemplazo ingresó Diego Muñoz. La oncena inicial fue con Diego Figueroa en portería, línea de 4 en defensa conformada por Eric Wiemberg, Cristián González, Diego Muñoz y Dagoberto Currimilla, 4 en medioterreno Carlos Opazo, Pablo Leal, Antonio Castillo y Eric Pino, en ataque Gustavo Lanaro y Christopher Ojeda.

En tanto la escuadra visitante liderada por el entrenador Jaime Ramírez formó con Mauricio Viana, Mario López, Ezequiel Luna, Francisco Alarcón, Sebastián Rivera, Juan Soto, Matías Marín, Bernardo Cerezo, Luis Valenzuela, Enzo Gutiérrez y Reiner Castro.

En la primera mitad se vio a ambos cuadros parejos en en posesión de balón claro que mayor nerviosismo tuvo Valdivia. Los primeros minutos fueron de bastante fricción, el árbitro José Cabero amonestó a dos jugadores de cada equipo. 

En la segunda parte comenzó la debacle, Reiner Castro al inicio marcó 1-0, posteriormente repitió y puso el 2-0. Enzo Gutiérrez anotó el 3-0 en los 64' y ya en el agregado, Rafael Viotti decretó el definitivo 4-0, lo que marca la goleada más abultada recibida en contra en todo el campeonato. 

Valdivia con más empuje que fondo físico batalló todo el partido, pero el desgaste era evidente. Cuando el árbitro marcó el fin del desenlace, los jugadores se mostraron afectados y fue la barra de Los Valxlluvia que cantaron más fuerte que nunca junto a un estadio entero que ovacionó al Torreón.

De esta manera se cierra una temporada dulce, con un cuadro albirrojo que en el papel era el candidato a descender y terminó luchando palmo a palmo el ascenso a primera división, a eso se añade el buen cometido en Copa Chile donde se instaló entre los ocho mejores del torneo. 

Como Aguante Valdivia estamos agradecidos del cuerpo técnico, jugadores y dirigencia que se esforzaron en hacer una gran campaña, el fútbol es cíclico, hay días buenos y otros no, desde ya sepan que estamos contentos por lo generado en este año. El próximo será mejor.



Revisa el vídeo del post partido aquí: Post Partido con Una Vida de Aguante

No hay comentarios