miércoles, 1 de abril de 2020

Campeonato Calbuco 3x3: renacer el baloncesto



El sábado 8 de febrero será una fecha para enmarcar en el desarrollo del básquetbol en Calbuco, ya que se realizó el primer campeonato oficial en categoría 3x3, más de medio centenar de jugadores, 17 equipos y 11 horas de baloncesto al aire libre significó esta actividad inédita.

El baloncesto 3x3 es una disciplina relativamente nueva que debutará en los Juegos Olímpicos en Tokio 2021, una modalidad que se juega a 10 minutos en una mitad de cancha con 3 jugadores para cada equipo más un cambio, con 12 segundos de posesión, donde el ganador se define cuando un equipo llega hasta los 21 puntos o el que anote más puntos hasta el fin del partido.

Un deporte urbano por excelencia, que combina la arquitectura, cultura y arte de la localidad, en la cual tome lugar, y que en nuestro país cada vez gana más seguidores. 
En Calbuco, zona caracterizada por su pedraplén, el archipiélago a sus espaldas, las embarcaciones de pesca artesanal y sus aguas azules por las que debe su nombre, se llevó a cabo el Campeonato Calbuco 3x3, como una manera de reactivar seriamente está actividad en la ciudad.

Esta localidad ubicada a 45 minutos de Puerto Montt, anotó un hito en su historia deportiva con la primera versión del Campeonato Calbuco 3x3, certamen que fue reconocido por la Federación Internacional de Baloncesto Profesional (FIBA), un proceso de trabajo, dedicación, resiliencia y amor por la actividad cestera.

¿Los encargados de la gesta? Juan Carlos Velázquez y Mauro Núñez, el primero, un profesor de educación física y basketball, de 37 años, que está radicado en Valparaíso hace 13 años, y promotor de campeonatos 3x3, por otro lado, el segundo, un joven de 20 años estudiante de técnico deportivo de la Universidad de Los Lagos y profesor formativo de básquetbol. Ambos calbucanos, ambos amantes del básquet y en busca de un mismo objetivo, seguir divulgando y desarrollando su deporte que tanto aman en la ciudad que los vio crecer.


El Inicio de un sueño

Todo comenzó el mismo verano del 2020, Juan Carlos como todos las vacaciones estivales se trasladó con su familia a visitar a los suyos, sin embargo, siempre tuvo la inquietud de traer lo aprendido con su gente, los pergaminos no eran pocos, organizador de los primeros campeonatos 3x3  y clasificatorios nacionales en el puerto principal. 

Ciudad con una mística especial para él, pues fue el lugar donde llegó por primera vez al país el deporte que tanto ama, además, colaboró en 2016 en la inédita capacitación nacional de la disciplina con profesionales de Chile y Argentina, ciertamente un pionero.

Sentado en la remozada Plaza Chile que sirvió de escenario para la competición, espigado y de aspecto imponente, relató que curiosamente a primera instancia no quería participar en el circuito 3x3, sin embargo, decidió no cerrarse a nuevas experiencias, pero el flechazo llegó en su primera experiencia cuando organizó su primer campeonato, en el Cerro Cordillera, características como el dinamismo en el juego y la unión de otras disciplinas como la danza o la música, sumado al uso de espacios públicos fue una fusión de elementos que lo atrajeron.

Juan Carlos Velázquez, organizador Campeonato Calbuco 3x3
Previamente, había tocado puertas y buscado contactos para efectuar este objetivo, traer el baloncesto 3x3 a Calbuco, hasta que producto de unos comentarios que le llegaron sobre un nobel aficionado al basket con gran motivación, que tenía su propia escuela de básquetbol. 

No lo dudo y realizó este contacto, que desde un principio fue favorable, lo que significó el inicio de un mes de trabajo arduo y el arribo del 3x3 a Calbuco.

Mauro Núñez, con pasos en el extinto Escuela de Básquetbol Municipal Calbuco y por “La Academia” CEB Puerto Montt, actualmente abocado a sus estudios, a la formación deportiva y con el gran sueño de estar élite de baloncesto como entrenador. Bajo este primer llamado comentó que sintió inseguridades de crear algo de tal magnitud, pero remarcó que estas oportunidades no se presentan todos los días y aceptó.
Mauro Núñez, organizador Campeonato Calbuco 3x3
Un proceso que no fue de miel y hojuelas, donde “la insistencia fue clave” remarcó Núñez, buscó el apoyo de la municipalidad, auspicios de negocios locales y de medios que los divulguen, algunas puertas se cerraron y otras se abrieron. 

Además, existía otro desafío remodelar la multicancha de la Plaza Chile, localizada en el centro de la capital comunal, la cual estaba inutilizable, y que con el apoyo de la comunidad y emprendimientos locales se habilitó en un lugar óptimo para la competición y para volver a ocupar un espacio para la comuna.

El gran día

Ya en tierra derecha como se dice en la hípica cuando la carrera está por definirse, existía ansiedad, incluso escepticismo con el resultado de la actividad, la única manera de saber tal respuesta era el sábado 8 de febrero.

Aunque, el Campeonato Calbuco 3x3 inició un día antes con una actividad de carácter formativo con niños, niñas y jóvenes, entre los 5 a 15 años, entrenamientos, partidos y competencia de tiros marcaron la jornada que fue impartida por los profesores: Dafne Bermúdez y Pablo Ayala

Lo que marcó la inauguración del reducto ubicado en la calle Almirante Oelcker. Remozado con nuevos aros, los logos icónicos del 3x3 y con un piso coloreado por verde, amarillo y café.
Pero, la prueba de fuego llegó en la siguiente jornada, con 6 equipos en la división femenina y 11 en la masculina, provenientes de Calbuco, Puerto Montt y Osorno. 

Una competencia con grandes nombres como: Nicolás Villagran, miembro de la generación dorada del básquetbol chileno; Juan Pablo Alvarado con gran participación en el último Domani; Cristián Cofré ex Español de Talca con pasos en la LNB, Dafne Bermúdez, ex-selecionada chilena, entre otros destacados.

Un día despejado y bastante caluroso recibió a los equipos, donde los primeros partidos comenzaron a eso de las dos de la tarde, en simultaneo se jugaba a cada lado de la cancha.

El formato de competencia tuvo dos modalidades, en damas era una primera fase todos contra todos, para que posteriormente los cuatro primeros clubes se clasificaran a las series de semifinales a eliminación directa, en tanto, en varones hubo fase de grupos, en el cual clasificaban los dos primeros de los tres grupos y dos mejores terceros a la fase de eliminación directa.

Un trámite intenso tuvo la primera y segunda fase, intensidad, roce y valentía fueron las cualidades que mostraron todos los elencos participantes de la velada cestera, aunque, la inexperiencia en esta disciplina, también se notó por parte de los árbitros o de los mismos jugadores, ya que acostumbrados a las reglas de la versión convencional de cinco jugadores por cada equipo caían en errores propios de la falta de ritmo en este tipo de certámenes. Ya que, para muchos deportistas era su primera vez en un torneo de tales características.

Las horas avanzaba y las familias, aficionados y más de un curioso se agolpaba en las gradas de madera de la cancha, mientras, algunos puestos de comida y bebestibles se instalaban al lado ofreciendo sus productos. Asimismo, la instalación de una pantalla gigante al costado de la cancha entregaba un plus digno de una competencia de alto nivel, por otra parte, la música urbana era la banda sonora entre las bandejas, tiros de tres y más que otro tapón.


Ya cuando las luces del sol empezaron a difuminarse y llegaron las bajas temperaturas acompañadas de la noche, se jugaron las finales que definieron a los inéditos campeones del certamen calbucano.

El primer campeón salió en las damas, Los Pumas de Osorno llegaban de eliminar a Lintz de Puerto Montt por 13 a 7, en el otro lado de la llave, las experimentadas Movaros despacharon con facilidad a Panteras por 10 a 2, de esta forma, dos estilos distintos se enfrentaban en la final.

Pumas con un promedio de edad que no superaba los 20 años, planteaban intensidad durante todo el partido e iban por su revancha tras perder en el partido inaugural contra Movaros, la escuadra calbucana compuesta por la ex seleccionada nacional Dafne Bermúdez, Enia Moneva, Marcela Moneva y Yosselin Mansilla, eran la otra cara de la moneda, pues su juego se basaba en la experiencia y un juego más físico.

Un partido parejo, pero que se decantó para las Osorninas en un 10 a 6 a su favor, y con este resultado Carolina Peters, Belén Godoy, Monseratt Fritte y María José Fritte levantaron el trofeo, y se posicionaron como un equipo de proyección en el circuito.
Pumas, primer campeón en categoría femenina
(izquierda a derecha) María José Fritte, Belén Godoy, Catalina Peters y Monserrat Fritte

De paso, María José Fritte fue la MVP en damas y sus otras compañeras se colocaron en el top 20 a nivel sub18.

Para Yosselin Mansilla (33 años), jugadora de Movaros, el resultado pasó por el cansancio de jugar todo el día, pues la edad es un factor, aunque alabó el nivel de las campeonas. Y analizó la competencia “El nivel fue bajo, se pensó que iba hacer más competitivo, aunque recién se está retomando el basket femenino en la ciudad, a diferencia de los hombres”.
Yosselin Mansilla, jugadora de Movaros



A las 22:00 horas quedaba por conocer a los monarcas en categoría masculina, el Escuadrón Suicida clasificó tras derrotar al equipo mejor rankeado del torneo y semifinalistas del ultimo regional, Shopito, por un marcador de 10-7; en tanto, Los Lurry Bird ganaron en un partido dramático a Calbupuerto por 10-9.

De esta forma, ambos equipos puertomontinos luchaban por la corona, y tal como fue la final en damas, se enfrentaba la juventud y el oficio, un pleito que fue golpe a golpe, donde cualquiera pudo llevarse el triunfo, pero los Lurry birds conformados por Manuel Moll, Enzo Ojeda, Matias Retamal y Sebastián Gómez, supieron afrontar nuevamente un escenario complicado y lograron otro triunfo epopéyico con un ajustado 9-8.

Y el trío formado por Jorge Rosas, Patricio Toledo y Tarek Maldonado se conformó con la plata.

Moll, Ojeda, Retamal y Gómez celebraron un trabajado y aguerrido campeonato. Sumando, que Sebastián Gómez fue nombrado el mejor jugador de la competición.

Matías Retamal, comentó que fue fruto del esfuerzo y la dedicación este nuevo título, junto a sus compañeros ya habían levantado la copa en un campeonato 3x3 a nivel universitario, pero este marcaba su primer oro reconocido por FIBA.
Matías Retamal, jugador de Los Lurry Birds


Retamal y Lurry Birds van por más, y quieren seguir en alza en el ranking nacional “Hay que mantenerse entrenando duro, participar en campeonatos y nuestro objetivo es seguir escalando en el ranking nacional”.

Y con una ceremonia de premiación donde estuvo la comunidad, organizadores, jugadores y autoridades se cerró el telón al primer Campeonato Calbuco 3x3, sin embargo, quedó la espina clavada en los locales, pues los trofeos se fueron a Puerto Montt y Osorno.

Mauro Nuñez, alabó el nivel mostrado de los jugadores, algunos con pasos en Liga Nacional, Liga SAESA, Domani, Femisur, entre otros. Además, analizó en términos generales el evento “Recuperamos la multicancha, agradecido con todas las personas que nos ayudaron, el torneo fue bastante interesante y estuvo lleno siempre, asimismo, gente que nos cerró las puertas llegó al evento a cubrir o a ver”.

Los Lurry Birds, campeones del Campeonato Calbuco 3x3 en categoría varones
Gonzalo Moll, Enzo Ojeda, Matías Retamal, Mauricio Gómez
Continuar el legado
Esta iniciativa no se quedará en una edición y se planea una versión anual, también, incluir a Calbuco en el circuito nacional es una de las metas en el corto plazo, aunque el plan es llevar el básquetbol 3x3 a distintas partes de la provincia de Llanquihue.

Juan Carlos Velázquez declaró “he estado conversando con personas de Frutillar, Llanquihue o Puerto Montt, ahí estamos tratando de contactarnos con esas ciudades para llevar el 3x3 y hacer un campeonato en conjunto”.

El formato sería un campeonato en cada comuna y que los campeones o finalistas jueguen un campeonato final, además, sueña con traer un Satélite, Challenger o un Red Bull Reing, campeonatos de gran prestigio.

También, esta instancia es un acto para volver a reactivar el baloncesto en la comuna y que vuelva la liga SAESA a la ciudad, la competición de la disciplina más importante del sur de Chile que se extiende desde Temuco a Castro.

En 2015 el Club Escuela de Básquetbol Municipal Calbuco se disolvió por problemas financieros y dirigenciales, dejando a varios talentos a la deriva y solamente con la posibilidad de emigrar a clubes de Puerto Montt o Puerto Varas.

Es así que, este es uno de los primeros pasos por armar una estructura basquetbolística en la “Ciudad de las Aguas Azules”, “primero hay que armar un proyecto formativo, y tras eso pensar a escala competitiva” declaró Mauro Núñez.

Y esto no es todo, se baraja la posibilidad de incluir a Calbuco en la Femisur, la liga cestera femenina de mayor reputación en el sur de Chile.
Esta pequeña isla conectada por un puente al continente aspira volver al sitial que se merece, y nadie puede negarle este sueño a las distintas personas que trabajan por esa meta, tal vez tarde años.

Pero, la naranja y su roce con la red sigue sonando cada vez más fuertes en cada multicancha con cada niña, niño y joven que quiere ser como sus ídolos de la NBA, y esperemos que ese ¡Chaaaas! Pase del cemento a la madera del Gimnasio Fiscal de Calbuco con unas graderías llenas, mientras las y los calbucanos vitorean los nombres de sus basquetbolistas en un tiempo más.

Reportaje y fotos de Marco Oyarzún